twitter
facebook
twitter

septiembre 5, 2012

Autor:

Comentarios desactivados

La Santa Virgen

Santa Virgen:

Virgen: Muchacha que no ha sido utilizada.

Excepto por algunas culturas indigenas y la tan condenada Babilonia, donde la virgen era aquella dama ducha en las artes sexuales y por lo tanto la sagrada del templo y la mejor para las nupcias, en la mayoria de las sociedades, nosotras, las feminas, debimos siempre guardar a lo largo de la historia, nuestra pura vagina, para el puro y egoista placer de nuestro esposo.

No hay consenso todavía sobre que es lo que determina que una chica sea virgen. Podemos partir considerando que una persona es virgen si no ha tenido relaciones sexuales de ningun tipo; pero el patriarcado nos muestra que en realidad la prueba de la virginidad ( siempre condena de las mujeres) es la presencia o no del himen ( la telita que cubre el orificio de la vagina)

Ridiculo, porque el himen no es compacto, no se necesitan camiones blindados para romperlo ( el mito del pene poderoso que aquello que encuentra en el camino lo arrasa) y desde que somos chiquitas, entre las andadas en bici, los toqueteos olvidados de la infancia y demas aventurillas, se va rompiendo.

Nos guste o no nos guste, la virginidad, tan defendida todavia ahora por algunos grupos religiosos ( fanaticos?) como la via de la pureza del alma ( un Osama Bin Laden que se inmole sera recibido por 70 virgenes en el cielo, me pregunto con que pene piensa satisfacerlas) sigue estando mas que presente en nuestra sociedad.

La santa Virgen nos remonta al concepto de nosotras como un bien mas, no como un ser. La mujer virgen a la hora del matrimonio le otorga al consorte la idea grandiosa de su potente virilidad y la habilidad de sus artes sexuales, que Ella nunca, por supuesto, podra comparar con la de otro rival.

Aunque las pruebas casi al 100% de exactitud del ADN para comprobar la paternidad del ninio, la virginidad de la dama es lo que en el imaginario del varon, le asegura la genetica de la prole, y la bondad de la amada.
Por suerte y debo decir no tanto por la capacidad de Insight masculino, sino por nuestro propio esfuerzo a tener un voz que se hace escuchar y mas que nada a que ahora tenemos nuestro propio dinero en el bolsillo, la virginidad no es requisito para ser una chica de bien y buen material para el casamiento. Es mas, muchos hombres quieren una mujer ducha entre las sabanas.

Pero es rico de vez en cuando jugar con El a que El es el primero que te introducira para siempre en el extasis del erotismo. No? Y si bien hay una cirugia que puede restablecer ( simil) la apariencia fisica de la virgen, hay algunos truquitos que podes practicar para jugar con tu amante a que es tu primera vez y que cuando te penetra, reventas de placer y no de dolor y desilusion ( como realmente suele suceder la verdadera primera vez, y segunda , tercera… en fin hasta que se nos ocurre aprender de nuestro sexo)
Abstenete de tener sexo con penetracion por varios dias, podes en el interim deleitarte con su cunninligus, con el frotage de su pene entre tu labia, o si ya te aventuraste por atras, practicar los consejos del articulo anterior y gozar por alli. El dia que quieras jugar a la virgen, date una duchita vaginal a base de vinagre, y trata en lo posible de no traer a tu mente pensamientos que enjuguen tu interior. Sin juegos previos, no sea cosa que te calientes y tu mana te inunde la zona, con un regio camison de algodon blanco, cerrado hasta el cuello, tirate en la cama, en la mejor posicion misionera, apretando las piernas mientras el penetra y gritando con mezcla de extasis y dolor. Si queres mas ” drama” mancha un poquito las sabanas con pintura roja previamente.

Santa Virgen:

Vos queres perderte el ser utilizada???

(Sin Limites Magazine)

Posteado en Uncategorized

avatar

Sobre Silvina Belmonte

Psicoterapeuta-Sexologa-Comentarista sobre temas de Sexualidad, Intimidad,Pareja, Genero, Psicologia en TV y Radio ( Cnn, Telemundo, Univision).

Los comentarios están cerrados.